Comercio exterior

Una estrategia inteligente para el país

14 de febrero, 2014

Comercio exterior

El comercio global no volverá a crecer al ritmo al que lo venía haciendo antes de la Gran Recesión de 2008, sostienen Jorge Vasconcelos y Constanza Aquino en un informe reciente de la Fundación Mediterránea. El flujo global de bienes y servicios crecerá, pero a tasas más moderadas.

Otro cambio significativo es que el crecimiento de las importaciones estará motorizado por países avanzados como Alemania y Estados Unidos, que tienen (o tendrán) más márgenes externos, y no tanto por los emergentes. “Serán mercados atractivos para comerciar”, dicen los autores, aunque también son más exigentes tanto en precio como en calidad. Los emergentes, y sobre todo Brasil y China, moderarán su apetito importador. Sin embargo, su canasta de importaciones cambiará e incluirá cada vez más bienes finales y de consumo para su ascendente clase media.

“Para que la Argentina pueda aprovechar las oportunidades que surgen del comercio exterior, se requerirá un seguimiento ajustado de las nuevas tendencias globales pero, además, en el plano interno será necesario reconsiderar los instrumentos hasta aquí aplicados”, sostienen los autores.

Para ello, Vasconcelos y Aquino hacen tres recomendaciones. En primer lugar, será necesario superar el falso conflicto entre mercado interno versus mercado externo. “Las políticas deberán apuntar a un sesgo creciente de exportabilidad en la producción de bienes y servicios locales”, explican. En segundo lugar, se deberán robustecer los mecanismos y los incentivos para que el sector privado y el público cooperen y trabajen codo a codo en la colocación de productos más allá de las fronteras. Por último, y derivado de los dos puntos anteriores, “será necesario fortalecer todos los aspectos de la competitividad que no se resuelven a través de la política cambiaria. Hay que tener en cuenta que el mundo postcrisis requerirá creciente sofisticación en los bienes y servicios ofertados por el país y una sostenida integración a las cadenas globales de valor”, afirman los economistas.

El informe completo de Vasconcelos y Aquino está disponible aquí http://www.ieral.org/images_db/noticias_archivos/2783-Comercio%20mundial.pdf