Autos: 2013 será récord

9 de octubre, 2013

Autos: 2013 será récord

(Columna de Luis Varela / [email protected]speedy.com.ar y facebook.com/varelaluisalberto)

El mercado automotor argentino mostró en septiembre la misma condición que había insinuado en agosto: una plaza interna con un crecimiento explosivo en las ventas, menores pedidos desde Brasil hicieron que fuese el peor septiembre para las exportaciones desde 2009 y una actividad fabril que sigue creciendo, pero cada vez menos, con recorte de horas extra y un horizonte con suspensiones de personal y adelantos de vacaciones.

La parte buena de la fiesta estuvo en el mercado interno. Según la Asociación de Concesionarios (ACARA), en septiembre se patentaron 82.339 autos, el segundo mejor septiembre de la historia, lo cual significó 27,6% ventas más que en el mismo mes del año pasado, pero sin llegar al récord de septiembre, que fue en 2011, cuando se patentaron 84.309 vehículos. Con esta excelente coyuntura interna, en los primeros nueve meses del año se llevan patentados un récord absoluto de 752.727 autos, 11,5% más que en los primeros nueves meses de 2012.

En la Argentina se están vendiendo más de 4.000 autos por día, y esto vuelve a subir la proyección del año: ahora se espera una venta anual de 937.000 vehículos, superando con holgura al mejor año de toda la historia, que fue el 2011, con 857.987 autos vendidos.

Medio de ahorro

¿Por qué tanta venta de autos en el mercado interno? Evidentemente, la gente que tiene buenos ingresos no sabe qué hacer con los pesos. No llegan a la compra de un departamento, no pueden comprar dólares, no tienen confianza en los bonos, las acciones subieron mucho y la tasa de interés es negativa contra la inflación. Resultado: cambian el usado por un auto nuevo, sin pensar demasiado en los mayores costos por seguro, patentamiento y amortización inicial.

Sin embargo, como dato claramente negativo de este boom de ventas internas, debe decirse que buena parte de estas colocaciones se hacen a crédito, en operaciones apuradas antes de la elección legislativa del 27 de octubre.

Durante la primera parte del kirchnerismo por cada 100 autos vendidos, se despachaban 70% al contado y 30% financiados, mientras que ahora se está vendiendo 56% contado y 44% financiado. De lo que se vende financiado, 17 puntos es a través de planes de ahorro, 12 puntos por ventas a crédito de las automotrices y 12 puntos a través de los bancos (tres de cada cuatro créditos prendarios automotrices son colocados por el HSBC, el Santander Río y el Standard Bank).

La marca que más vende financiado es la italiana Fiat: por cada 100 autos vendidos, 62 son a crédito. Detrás de la marca de Torino están Chevrolet 49%, Volkswagen 44%, Ford 43%, Peugeot 40%, Citroen 37%, Mercedes-Benz 33% y Toyota es la que menos financia, apenas 19%. Frente a esta coyuntura todos se preguntan: ¿Puede durar este boom de ventas? ¿Es real?

El director general de Peugeot Argentina, Gabriel Cordo Miranda, planteó: “Acabamos de elevar el estimado de venta anual, con una colocación de todas las marcas de unos 905.000 autos en el mercado interno en todo el 2013. Para el 2014 vemos un número inferior, ubicado en torno a los 865.000 vehículos”, lo cual daría que el año próximo se venderían 4,4% menos unidades que en 2013. “Esta hipotética retracción del mercado se deberá a un cúmulo de factores –explicó el titular de Peugeo–. La plaza local está compleja, hay financiación a tasa negativa, una percepción por parte de los compradores de una inflación alta y la conversión de los autos a dólar hace que tengan percepción de baratos. Estamos con un mercado sobreestimulado con una macroeconomía que incentiva el consumo y suponer que todo esto se va a mantener durante el año que viene hace que resulte imprudente pensar en un nuevo crecimiento”.

En línea con esta expectativa de menor venta en el mercado interno, también está la evolución que puede tener la exportación, fundamentalmente a Brasil, que viene debilitándose en los últimos meses. La preocupación bajó algo en las últimas semanas porque el dólar bajó en Brasil (de 2,45 a 2,20 reales) y mejoró el poder de compra de los brasileños.

Igualmente, en el sector se alerta que habrá más de 2.000 operarios suspendidos en las terminales antes de fin de año: las automotrices de Córdoba acumulan 800 suspensiones y prevén anticipar vacaciones y recortar turnos de producción en los próximos meses (hay inquietud en SMATA, el gremio de los mecánicos). Las plantas cordobesas de Fiat y Volkswagen fueron las primeras en disponer recortes en los turnos de producción, que en conjunto derivaron en la suspensión de 800 trabajadores desde el mes pasado.

A ese cuadro se sumará próximamente Renault que ya comunicó al gremio su decisión de anticipar las vacaciones de su personal para el 15 de diciembre, en paralelo a la apertura de un régimen de retiros voluntarios.

Por suerte, no todas son malas noticias. La japonesa Toyota acaba de anunciar un plan de inversión por 800 millones de dólares, que ya está en ejecución y culminará en 2015. Permitirá aumentar en más del 50% la producción de la planta que la firma tiene en Zárate, provincia de Buenos Aires, creará mil puestos de trabajo y generará 1.200 millones de dólares más en exportaciones al año. El proyecto de Toyota contempla la construcción de 115.000 metros cuadrados de nuevos edificios, 131.000 metros cuadrados de playas logísticas, una nueva planta de autopartes en la de Zárate (producción in house), una nueva línea de pinturas ED (cataforesis) y 4,3 kilómetros de caminos de acceso a la planta). Además, se instalará una subestación transformadora dentro de la propia fábrica. Se prevé que la producción en la Argentina pasará de 92.000 a 140.000 vehículos anuales.

Los datos

En medio de estas sumas y restas, la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA) acaba de sacar su informe sobre la actividad del mes de septiembre. Allí queda en claro que las terminales siguen viendo un mercado interno a todo vapor. De hecho, el mes pasado repartieron en la red de concesionarios 85.300 vehículos, 29,9% más que los distribuidos en septiembre de 2012. Con este número, en eneroseptiembre llevan repartidos 718.318 vehículos, 19% más que en los primeros nueve meses del año pasado.

La fiesta de este reparto de autos nuevos se debe, fundamentalmente, a los autos importados. En septiembre se distribuyeron 52.719 autos de origen extranjero, 49,2% más que en septiembre de 2012, y en enero- septiembre se llevan repartidos 448.578 autos importados, 27,6% más que en los primeros nueve meses del año pasado. Frente a esto, la distribución de los autos nacionales (en realidad tienen solo 27% de piezas auténticamente argentinas) es absolutamente más pobre. En septiembre se repartieron 32.581 vehículos armados en la Argentina, 7,4% más que en septiembre de 2012, y en eneroseptiembre el reparto de “nacionales” llega a apenas 269.740 unidades, 6,9% más que el año pasado. Con esto se desprende que por cada 100 autos vendidos, 62,5 son importados y 37,5 son nacionales, cuya mayor parte también es importada. Por eso, el sector automotor, junto con la energía y el turismo, se convierten en las tres patas más importantes que sufre el país por la persistente fuga de dólares que se escapan de la Argentina.

Así, el panorama que se ve por delante no es demasiado halagüeño y, en consecuencia, las terminales están enfriando la velocidad de armado de autos en la Argentina. En septiembre se produjeron 71.928 unidades en las nueve plantas que hay en el país, apenas 4,7% más que en septiembre de 2012, y en eneroseptiembre la producción local llega a 608.295 vehículos, 11,4% más que en los primeros nueve meses del año pasado.

Este enfriamiento en la fabricación está ligado a una caída de las exportaciones: en septiembre se mandaron al exterior 36.489 unidades, 8,7% menos que en septiembre del año pasado, mientras que en enero-septiembre se llevan exportados 332.817 vehículos, 19,8% más que en los primeros nueve meses de 2012. La caída fundamental de la exportación se produce porque el mercado brasileño, está pidiendo menos vehículos a la Argentina. En 2012 el 91,4% de los autos exportados iban a Brasil, mientras que en enero septiembre de este año esa participación cayó al 85,9%. En cuanto a los gustos del consumidor interno, no hubo demasiadas sorpresas.

En el acumulado de enero- septiembre, el modelo más vendido sigue siendo el brasileño Volkswagen Gol, con 46.486 unidades, seguido por el Chevrolet Classic (30.888), el Peugeot 207 (26.241), el Ford Ecosport (26,133) y el Renault Clío (25.864). Debe destacarse que el mes pasado se vio algo que ocurrió pocas veces en la historia de los últimos años. Tres marcas se disputan, muy de cerca, el liderazgo el la cuota de mercado. La alemana Volkswagen bajó su participación al 16,6% de las ventas totales, la francesa Renault subió al 16,16% y tercera está Chevrolet con el 16,07%.

Recuadro: Patentamientos por jurisdicción

En cuanto a patentamientos por jurisdicción, la provincia de Buenos Aires sigue estando primera en la venta de autos nuevos, con el 33,94% del total, seguida por Capital Federal (16,45%), Córdoba (9,43%), Santa Fe (8,26%) y Mendoza (4,02%).

Dejá un comentario