Talentos para liderar el cambio

Los recursos humanos

11 de julio, 2013

Talentos para liderar el cambio

(Columna de Damián Vázquez, socio PwC Argentina y director de la Escuela de Negocios PwC)

Vivimos en un mundo en el cual la incertidumbre y el cambio son las realidades con las que los ejecutivos tienen que convivir en el día a día. El avance de las nuevas tecnologías, la incorporación de las nuevas generaciones en el mundo del trabajo y la mayor demanda de transparencia en los negocios por parte de la sociedad están, sin duda, afectando en el mundo laboral y redefiniendo las organizaciones tal como las conocemos en la actualidad.

Las organizaciones están sujetas, por lo tanto, a fuerzas de cambio tanto externas (del mercado y sus clientes) como internas (de sus propios colaboradores): 

-En el frente externo los clientes están cambiando fuertemente patrones de consumo y factores como la inmediatez, la personalización, el perfil “social” de la organización a la cual le estoy adquiriendo el servicio y/o producto pesan cada vez más en las decisiones de compra de los consumidores.

-En el frente interno, la incorporación de las nuevas generaciones en el mundo del trabajo (generación Y, “millennials”, etcétera) generan también nuevos desafíos de management en lo que respecta a cómo manejar estos talentos que tienen otras expectativas y motivaciones respecto al trabajo y la relación con la organización que los emplea.

Esta nueva realidad más vertiginosa y cambiante, en donde las exigencias de los clientes y nuestros talentos son cada vez mayores, requiere de los ejecutivos y la organización como un todo. Es necesario una mayor flexibilidad, adaptabilidad, y capacidad de innovación, tanto hacia el mercado y sus clientes, como a nivel interno en sus procesos y manejo de recursos. En este sentido, la necesidad de fortalecer y reforzar las habilidades soft de los ejecutivos es un aspecto que toma cada vez mayor relevancia.

Aspectos como innovación, creatividad, negociación, liderazgo y resolución de conflictos ocupan cada vez mayor tiempo en el día a día del trabajo. Cuanta mayor responsabilidad tiene el rol del ejecutivo, más relevancia toman estos factores sobre los aspectos meramente técnicos.

Promover el desarrollo y formación de talentos que puedan tener una perspectiva más general delos negocios, y que en lugar de “adaptarse y administrar el cambio” tengan la capacidad de “crear y liderar el cambio” es fundamental para que las organizaciones puedan desarrollarse y crecer.