Turismo invernal

¿Cuáles son las expectativas del sector?

13 de junio, 2013

Turismo invernal

La nueva temporada de vacaciones de invierno genera expectativas en los empresarios del turismo, aunque los cambios de hábito de los viajeros locales que reducen su estada crean cierta incertidumbre en el sector. Si a esto se suma la persistente disminución de la llegada de turistas extranjeros el escenario no es del todo auspicioso. Los operadores están atentos a lo que puede pasar en los próximos días.

Por ahora, el nivel de reservas es bajo pero, desde hace algunas temporadas, las proyecciones no son definitivas hasta muy cerca del inicio de las vacaciones.Los destinos de nieve son la estrella, pero desde hace varias temporadas se consolidan otras alternativas. Además de la costa argentina, se imponen las vacaciones en Córdoba, el Noroeste e Iguazú.

La política de precios es similar a la que se llevó a cabo en el verano, con incrementos promedio de entre 15 y 20%. Según los sectores involucrados, las tarifas están por debajo de los costos reales, que sufrieron un aumento superior al 25%, con el objetivo de promover la afluencia de turistas.

Minivacaciones

El cambio principal para este año es el nuevo esquema en el flujo de visitantes por la incorporación de varios fines de semana con feriados puente. Las minivacaciones se imponen incluso frente a la tradicional estada de las dos semanas de vacaciones de invierno. El feriado del 20 de junio compite, por ejemplo, este invierno con la planificación del receso escolar. Para ese día se espera la inauguración de la mayoría de los centros de ski.

Los principales destinos de nieve esperan una mejor temporada que la anterior, aunque todavía no hay números concretos. En el sector aseguran que las familias planifican actualmente con cada vez menos anticipación sus vacaciones y que, desde hace unas temporadas, funcionan muy bien las escapadas cortas.

“La tendencia para el ski marca una estada de entre 3 a 5 días. Los paquetes miniweeks son actualmente muy requeridos”, asegura Daniela Zanuttini, de la Cámara de Centros de Ski. Zanuttini explica que después de los inconvenientes que causaron las cenizas del volcán Puyehue en 2011, loscentros retomaron inversiones para mejorar los servicios y la infraestructura. “Además, se incorporaron máquinas para la fabricación de nieve artificial que aseguran la temporada frente a los problemas del clima”, afirma.

Las expectativas este año están puestas en el regreso de los turistas brasileños que habían disminuido su afluencia. “Desde octubre del año pasado, estamos promocionando los destinos de nieve para recuperar a los esquiadores brasileños”, asegura Zanuttini. Los operadores confirman que, hasta ahora, los vuelos charter confirmados desde el país vecino son mayores que los del año pasado.

Extranjeros en picada

La caída de los visitantes extranjeros es significativa en todos los destinos tradicionales argentinos. En los primeros cuatro meses del año, la llegada de los turistas disminuyó cerca del 14% (hasta alcanzar los 800 mil), según muestran las estadísticas del Indec. Y lo que más preocupa es que los gastos en dólares se desplomaron 20% y fueron de unos US$ 910 millones. Abril fue el peor mes del año, con una merma interanual de 18% en la cantidad de turistas que viajaron a la Argentina y con un gasto promedio por día de US$ 77 dólares, 18% inferior al del mismo mes del año anterior.

El retroceso se explica principalmente por la menor afluencia de turistas de Estados Unidos y de Brasil, que disminuyó en un año su participación de 31 a 23% en el total de la torta. Esto impactó también en el gasto, ya que los brasileños son los que más compran en sus viajes, con un promedio diario de US$ 145. Los especialistas aseguran que la caída está relacionada con las dificultades que generan el cepo cambiario y precios en dólares similares a otras plazas del mundo, a pesar de que una parte importante de los turistas trata de cambiar las divisas fuera del circuito oficial.

Esta acentuación de la caída perfila también la acumulación de un déficit de la balanza comercial del turismo, difícil de revertir y cercano a los US$ 223 millones en lo que va del año. En abril las salidas de turistas argentinos al exterior aumentaron 15% y aunque los gastos en forma interanual disminuyeron 2,3% en un escenario de mayores restricciones impuestas por el cepo cambiario, la base de comparación es alta. En el cuarto mes del año pasado, las compras en el exterior se habían disparado 48%.

Menos inversiones

Uno de los sectores más afectados por la caída de turistas extranjeros son los hoteles de más alta gama que, según datos oficiales,en el primer trimestre vieron afectada su ocupación con un retroceso de 8,6% en las reservas realizadas por los turistas no residentes.

En este sentido, la Patagonia es una de las regiones más afectadas. Por este motivo, en el sector no esperan nuevas grandes inversiones en estos segmentos,que en los últimos años tuvieron una expansión importante. “La puesta en marcha de proyectos nuevos es probable que sea más lenta porque en algunos destinos hay cierta saturación de la oferta”, asegura Carlos Montaldo, presidente de la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina (AHTRA). “Y los desarrollos van a estar enfocados en hotelería de escala media”, añade.

Destinos como Calafate, Bariloche o incluso Tucumán –que estaba más rezagada– ya tienen un variado menú de hoteles de primera línea. Las nuevas inversiones se volcarían a los desarrollos ubicados en el Gran Buenos Aires y La Plata, donde todavía hay espacio para crecer. Sin embargo, Montaldo explica que el deterioro del turismo receptivo se pudo equilibrar con la mayor afluencia de turistas nacionales. “En el segmento de cuatro estrellas el movimiento del turismo interno creció muchísimo”.

En estos casos, el incremento de la oferta permitió la mejora de los precios y atrajo a los viajeros locales. “Al ser altamente competitivo, las tarifas del sector tienden a aplanarse y las diferencias entre un cuatro y un tres estrellas,ya no son tan grandes”, destaca Montaldo. “En Buenos Aires hay promociones de cinco estrellas que incluso son equivalentes a uno de cuatro y están cerca de uno de tres. Los operadores prefieren además incorporar un hotel cuatro estrellas en sus paquetes, con una tarifa competitiva y no lidiar con hoteles de categoría inferior.”

Recuadro: Más turistas en el mundo

A pesar de que la llegada de turistas extranjeros a la Argentina tiende a ser cada vez menor, el turismo internacional muestra signos de expansión en otras plazas.El año pasado, la llegada de visitantes a destinos de todo el mundo aumentó 4% hasta superar los 1.035 millones. El gasto se expandió en un porcentaje similar con ingresos superiores a los US$ 1,3 billones, según el último Barómetro de la Organización Mundial de Turismo (OMT).

Por regiones, las Américas (+7%) registró el mayor incremento de los ingresos, seguida de Asia y el Pacífico (+6%), Africa (+5%) y Europa (2%). La Argentina ocupa el puesto 45º en un ranking de 50 países, según los ingresos por turismo. El año pasado descendió un lugar respecto a 2011, con una disminución de 8,6% en sus ingresos.

Algunos de los destinos turísticos más maduros del mundo que figuran entre los diez primeros en términos de ingresos son los Estados Unidos (+11%), Francia (+7%), Alemania (+6%) , el Reino Unido (+5%) y Hong Kong (+14%). Entre los emergentes se destacaron Tailandia (+25%), la India (+22%) y Polonia (+13%).

El turismo internacional (viajes y transporte de pasajeros) representa el 30% de las exportaciones mundiales de servicios. Como categoría de exportación, a escala mundial, ocupa el quinto puesto, después de los combustibles, los productos químicos, los productos alimentarios y los del sector automotor.