“Hay que contribuir a una mayor diversidad productiva”

7 de junio, 2013

“Hay que contribuir a una mayor diversidad productiva”

Es el presidente del Banco Provincia desde fines de 2011 y actual director de la Escuela de Ciencia Política de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad del Salvador (USAL). Gustavo Marangoni le cuenta a El Economista las ofertas para las pequeñas y medianas empresas y explica por qué las firmas más chicas ocupan un lugar importante en la estrategia de financiamiento del banco.

¿Qué cambios detecta en el financiamiento de las Pymes en este último tiempo?

El sistema financiero argentino verifica una marcada concentración del crédito a empresas grandes, lo cual se refleja en los bajos niveles de asistencia bancaria recibida por el segmento Pyme. En este marco, en 2012 se produjo un cambio trascendental en la orientación de la política crediticia del sistema financiero. A partir de la nueva Carta Orgánica del Banco Central, se ha dotado al BCRA de la capacidad para transformar al sistema financiero en un promotor de la producción y la inversión. En este sentido, a principios de julio de 2012 la autoridad monetaria creó una línea de créditos para la inversión productiva.  Según ella los veinte bancos más grandes del sistema debían destinar, como mínimo, una suma equivalente al 5% de sus depósitos privados. Además, se estableció que al menos la mitad de los fondos otorgados mediante esta línea deberían destinarse a Pymes.

¿Por qué es importante financiar los proyectos de estas empresas?

En el plano social, las Pymes son empresas con alta demanda de mano de obra, incluso muy superior a la presentada por las de mayor tamaño, por lo que el financiamiento y la promoción de ellas resulta esencial por dos motivos. En primer lugar, la inversión de las Pymes posee relación directa con la generación de nuevos puestos de trabajo para los bonaerenses. En segunda instancia, aumenta la posibilidad de sostener el poder adquisitivo de sus ocupados, lo cual finalmente se traduce en un fuerte impulso para el consumo, principal dinamizador del crecimiento en los últimos años.

¿Cuáles son actualmente las necesidades de financiamiento de las Pymes?

Desde el Banco Provincia pensamos que la premisa fundamental de los programas de crédito productivo a las Pymes debe ser la de contribuir a agilizar la naturaleza del negocio de estas empresas, contribuyendo a alcanzar una mayor diversidad productiva y nichos de mercado y a evitar la aparición de cuellos de botella. De esta manera se busca fomentar el dinamismo de la inversión productiva para lograr aumentar permanentemente la oferta de bienes y servicios e impulsar el crecimiento del empleo genuino.

¿Qué lugar tiene en el banco el crédito destinado a este segmento?

A diferencia de lo observado a nivel sistémico, el Banco Provincia tiene una vocación intrínseca orientada al financiamiento de las Pymes que se consolidó fuertemente en estos últimos años. El 60% de crédito a empresas del banco está destinado a Pymes, siendo este ratio el doble de lo verificado en el sistema. Esto es explicado por el rol estratégico que las Pymes poseen en la actividad económica de la provincia. Concretamente, el entramado productivo de la provincia de Buenos Aires cuenta con la presencia de casi 400.000 Pymes que activamente se posicionan como uno de los componentes esenciales para el desarrollo económico y social de la región. En 2012, en un contexto de menor crecimiento de la actividad económica respecto a años previos, colocamos casi $ 27.000 millones en nuevos créditos (33% más que en 2011), de los cuales tres cuartas partes fueron destinadas al sector productivo, pero sobre todo a Pymes pertenecientes a las distintas ramas de la actividad económica. En lo que respecta a la nueva línea de créditos para la inversión productiva impulsada desde el BCRA, al cierre de 2012 el Banco Provincia otorgó $ 2.000 millones de pesos, 30% ($ 500 millones) más que el monto exigido. El 96% de los créditos otorgados mediante esta línea fueron destinados a Pymes, representando el 57% de monto total monetizado.

¿Qué tiene que tener un programa de crédito para que sea atractivo para estas empresas?

En el banco, día a día pretendemos satisfacer las necesidades de las Pymes buscando proveer condiciones crediticias que sean favorables, inclusivas y efectivas, asistiendo de manera diferenciada a las empresas de acuerdo a sus necesidades. Técnicamente, tasas de interés convenientes, frecuencia de la amortización en sintonía con la generación de ingresos de la empresa y períodos de gracia para el pago de la primera cuota del capital constituyen aspectos que sintonizan y configuran un “escenario amigable” para las Pymes. En este marco, además de las líneas comerciales y de capital de trabajo, en el Banco Provincia asistimos específicamente a las Pymes con créditos para inversión mediante el Programa Fuerza Productiva (con tasas subsidiadas) y el Programa de Financiamiento para Empresas Integrantes de Cadenas de Valor Estratégicas de la provincia de Buenos Aires.

¿Cuál es la actitud de las Pymes frente a estos programas?

Estas empresas representan un sólido segmento tomador de nuestros servicios financieros. Un ejemplo de esto es que acabamos de lanzar el tercer tramo del Programa de Crédito Fuerza Productiva, dado el éxito alcanzado en las etapas anteriores. Dentro de nuestro objetivo de continuar acercándonos a las diferentes Pymes, recientemente firmamos nueve convenios con el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, donde las Pymes se constituyen en el destino prioritario de los fondos comprometidos.

(Para más información, consulte el sitio del Bapro para las Pymes: http://www.bapro.com.ar/Banca_PyME.asp)

Dejá un comentario