El stock ganadero

¿Se estanca la recuperación?

28 de mayo, 2013

El stock ganadero

(Columna de Carolina Schuff, coordinadora de análisis sectorial de abeceb.com)

Los datos de la producción cárnica del primer trimestre de 2013 muestran un crecimiento del 7,5% con relación al mismo período del año pasado. A este ritmo ya se espera que para el cierre de este año la producción de carne bovina registre una expansión del 5,3% respecto a la del año anterior, por lo que se consolidaría una recuperación del sector.

Sin embargo, esta buena noticia esconde un temor creciente. Se trata de una preocupación por el posible estancamiento, o incluso nuevo retroceso, en el stock ganadero producto de un incremento de la faena de hembras.

El sector teme que la recuperación en la cantidad de cabezas de ganado, que comenzó en 2011, pueda resentirse y ocasionar una menor oferta para faenar en 2014. El incremento de la faena de hembras, que comenzó a fines de 2012, tiene que ver con el fuerte aumento de los costos debido, principalmente, a la suba del maíz, que es uno de los insumos básicos en la alimentación del ganado. El criador suele hacer anualmente una reposición interna del ganado del orden del 20%. Esto quiere decir que, de la parición obtenida, el 20% se retiene para volver a realizar el ciclo y de esa manera incrementar el stock.

Pero ante la baja de la rentabilidad que tiene actualmente, el criador no puede mantener ese nivel de reposición. Esto genera que tenga que liquidar hembras que antes hubieran servido para recomponer stock a través de su reproducción. Será importante seguir de cerca la evolución de la siembra de maíz en Estados Unidos, que será la que determine el precio del cereal en los próximos meses. Esta situación repercutirá en los costos de los productores.

Por el momento, la campaña norteamericana lleva un fuerte atraso por las bajas temperaturas, lo que dificulta el paso de las sembradoras. Este es un factor que, en el corto plazo, empuja al alza del precio. Todavía se espera que la cosecha estadounidense esté muy por encima de la de la campaña pasada y haya una recomposición de stocks, lo que podría resultar en una baja del precio del maíz.