Comercio exterior de servicios

¿Cómo nos fue en 2012?

31 de mayo, 2013

Comercio exterior de servicios

(Columna de Gabriel Molteni y Gonzalo de León, economista jefe y analista económico, respectivamente, de la Cámara Argentina de Comercio)

Al estudiar el comercio exterior de un país es habitual referirse exclusivamente el intercambio de bienes, haciendo omisión de los servicios. Sin embargo, este tipo de comercio representa una parte no menor del comercio exterior mundial.

Sabedora de ello, y consciente de los múltiples beneficios que el intercambio exterior tiene para las economías, la Cámara Argentina de Comercio (CAC) impulsa su promoción y el desarrollo, en vista a lo cual efectúa un seguimiento permanente del sector. Es importante señalar que la entidad, en calidad de único representante de la Argentina en la Asociación Latinoamericana de Exportadores de Servicios (ALES), ha participado en la puesta en marcha del primer Nomenclador Común Regional (NCR), que establece un lenguaje común y estándar, lo que permitirá tener un conocimiento más acabado y preciso de los servicios que se comercian internacionalmente.

En un reciente informe del Observatorio de Comercio Exterior de la CAC se analizan los datos del intercambio exterior argentino de servicios correspondientes a las últimas dos décadas, poniendo especial atención a lo ocurrido en el último año. El comercio exterior de servicios de la Argentina totalizó en el año pasado US$ 33.938 millones, lo que significó un incremento interanual de 1,3%. Este crecimiento fue casi 6 puntos porcentuales inferior al avance promedio anual del período 1992-2011, que había sido 7,5%.

Con respecto a la importancia que tienen los servicios en el comercio exterior total de la Argentina, dado que en 2012 el comercio de bienes cayó 5,1%, la participación de los servicios aumentó de 17,8% a 18,8% del total. Si bien esta participación se ha mantenido relativamente estable a lo largo de los últimos veinte años, todavía se encuentra por debajo del 24,6% registrado en 1992. El crecimiento del comercio de servicios en 2012 estuvo explicado por un avance de las importaciones, parcialmente compensado por la retracción que registraron las exportaciones. Nuestras compras de servicios sumaron US$ 18.699 millones en 2012, lo que implicó un avance interanual de 4,6%.

Por otra parte, nuestras exportaciones totalizaron US$ 15.239 millones, lo que implicó un retroceso de 2,4%. Como resultado, el saldo de nuestra balanza de servicios, que tradicionalmente ha sido deficitario, pasó de un déficit de US$ 2.230 millones en 2011 a uno de US$ 3.460 millones –es decir, un incremento de 55,16%–.

Al analizar la composición de las exportaciones en el año pasado, se puede destacar que más de la mitad de las mismas (52,5%) se clasifican en el rubro ‘Otros Servicios’. Dentro de éste se destacan los servicios empresariales, profesionales y técnicos (dentro de los que se incluyen los honorarios por servicios jurídicos, contables, de ingeniería y de investigación, entre otros, prestados por residentes a no residentes), con el 64,6% del total de la categoría, seguida por servicios de informática y comunicación, con 22,8%. El resto de las exportaciones lo explican ‘viajes’ (bienes y servicios que no residentes adquieren dentro de nuestro país, durante su estancia por períodos menores a un año) y ‘transporte’ (incluyendo fletes, pasajes y otros) que representan el 32,1% y 15,4% del total, respectivamente.

Por el lado de las importaciones de servicios ocurrió algo parecido, pues ‘otros Servicios’ explicaron el 43,7% del total –pero además de servicios empresariales y servicios de informática, el rubro regalías explicó casi el 27% de esta categoría, y los rubros ‘viajes’ y ‘transporte’ representaron el 31,4% y 24,9% del total importado, respectivamente–.

Subas y bajas

En el último año, la categoría de exportaciones que más creció fue ‘viajes’ (8,6%), aunque dado el incremento mayor de las importaciones, el saldo fue un déficit de US$ 984 millones de, muy superior a los US$ 188 millones de 2011. Las exportaciones de la categoría ‘transporte’ crecieron 5,8%, y el saldo de esta balanza fue negativo en US$ 2.303 millones, pero similar al del año anterior. Con respecto a la categoría ‘otros Servicios’, sus exportaciones permanecieron estables (0,3%), aunque se pasó de un superávit de US$ 172 millones en 2011 a un déficit de US$ 250 millones el año pasado.

Finalmente, la comparación internacional muestra que la Argentina ocupa el puesto número 45 tanto en el ranking de países con mayores exportaciones de servicios como en el de importaciones de ellos. Su participación en el comercio global de servicios alcanzó en 2012 un 0,38%. Si bien en los últimos años se registró un paulatino incremento de dicha incidencia, que había alcanzado un mínimo de 0,263% en 2004, todavía se encuentra por debajo del máximo alcanzado en 1998 (0,5%).