Marzo, un mes clave

Comienza el "año económico"

8 de marzo, 2013

Marzo, un mes clave

Durante el transcurso del tercer mes del año se develarán varias incógnitas de lo que pasará con la economía durante el año en curso.Vayamos en orden. 

-Uno de los datos más importantes se conocerá el próximo miércoles 13: el Indice de Precios al Consumidor (IPC-GBA), del Indec, de febrero. En enero, el IPC había registrado un alza mensual de 1,1% contra diciembre, mostrando una clara aceleración de los precios. El IPC Congreso, en tanto, había colocado el alza en 2,58%.Pero a partir de febrero comenzaron a regir los controles de precios y, por lo tanto, la semana que viene se conocerá cuán efectivos han sido en morigerar la tasa de inflación. En el mercado esperan que el IPC oficial, así como el IPC Congreso, muestren una clara desaceleración con respecto al primer mes del año. Vinculado a esto, aparecen las negociaciones paritarias. Las tensiones distributivas son fuertes: el Gobierno pretende que los acuerdos se cierren entre 20 y 25% (o en más de 30% pero por un año y medio, como hizo Luz y Fuerza); los empresarios luchan por mantener sus márgenes de rentabilidad y evitar la suba de costos y los sindicatos, como siempre, por incrementar el salario real de sus afiliados. La fragmentación sindical y el distanciamiento con respecto al Gobierno (aún de la CGT Balcarce, conducida por Antonio Caló) dificultan el acercamiento de las partes y auguran meses de tensión. 

-El jueves 14, el BCRA difundirá el Informe Monetario Mensual del mes de febrero, mostrando la dinámica de los principales agregados monetarios y, a través de ello, dejando traslucir la dinámica del gasto público.

-El jueves 21 se difundirá el informe Intercambio Comercial Argentino (ICA) del mes de febrero. En enero, el ICA reportó una caída de 4% de las exportaciones, una suba de 1% en las compras al mundo y una caída de 49% del saldo comercial. Habrá que monitorear de cerca las exportaciones (especialmente a Brasil) y el saldo comercial, pues deellos surgirán gran partes de los dólares necesarios para batallar la restricción externa, aminorar las tensiones cambiarias y frenar el drenaje de reservas. 

-El 22 de marzo se conocerá el primer Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) del año, que permitirá ver el pulso del ciclo económico. De todas maneras, ya hay algunos indicios. En enero, la producción industrial habría crecido 0,6% contra diciembre y 0,2% contra enero de 2012, según el Estimador Mensual Industrial (EMI). Las cifras privadas, en cambio, apuntan, en su mayoría, en la dirección contraria. El IPI-OJF (O. Ferreres), referido a la industria, registró una merma de 0,4% y el índice industrial de Fiel (IPI-FIEL) trajo números aún más magros: la industria habría caído 1,3% entre diciembre y enero. El IGA-OJF, que mide la actividad económica general, computó una caída de 0,3% entre diciembre pasado y el primer mes del 2013. Un indicador que sí mostró una fuerte recuperación fue el Indice Líder que elabora la UTDT: creció 7,4% con respecto a diciembre. “La probabilidad de ingresar en una fase expansiva se ubica en 80%”, señalan los autores del informe, aunque creen que el crecimiento será entre bajo y nulo durante los próximos meses. Otro índice elaborado por la UTDT (Indice de Confianza del Consumidor) mostró un alza de 0,9% en enero y de 1,6% en febrero (en ambos casos frente al mes inmediatamente anterior). 

-El martes 26 se conocerá la evolución de las ventas en los supermercados y los centros comerciales durante enero.Son dos estadísticas importantes para conocer el pulso que mantiene el consumo privado, uno de los principales motores de la economía en 2012. El 29 de marzo (29-M), o antes, la Argentina deberá presentar una oferta ante la Justicia de EE.UU. y los holdouts, definiendo cuánto, cuándo y cómo le pagará a los litigantes. Si bien la Presidenta ya anticipó cuál es su interpretación del pari passu (“Ofrecemos a esos fondos denominados “buitres” que reciban de la misma manera que reciben quienes hoy están cobrando: con la misma quita y en los mismos plazos. Esto es equidad y esto es Justicia”, dijo en la apertura de la sesiones ordinarias), el plan que presentará el país podría contener alguna sorpresa. Los efectos del fallo de la Justicia de EE.UU., cualesquiera sean, no serán neutros sobre la economía argentina (ni la política) y, por este motivo, es otro de los grandes interrogantes de la economía de 2013. Hasta que se despeja el panorama en este frente, los mercados seguirán ciclotímicos.

Además, se irán develando otras incógnitas relevantes para la economía, entre ellas, cuál será la cosecha final de soja (las liquidaciones deberían pegar un salto en abril y mayo).A medida que se vayan despejando las “incógnitas de marzo”, se conocerá un poco mejor cómo estará la economía durante el año electoral y cuál será la política económica oficial para llegar con fuerza a octubre. Los objetivos del Gobierno son tan claros como complejos. La consultora Elypsis los describe así: “No perder divisas, impulsar fiscalmente la actividad para crear un clima de optimismo económico en el entorno de las elecciones, evitar la apreciación real conteniendo el ritmo de emisión y las tasas de interés y domar la aceleración de la inflación y del blue”.

Lógicamente, no se podrá hacer todo. Hay que esperar un poco más para saber cuáles objetivos se priorizarán y cuáles se patearán para adelante.