“El crecimiento tendencial ahora es de 2,5%”

Entrevista a Marina Dal Poggetto.

12 de diciembre, 2012

"El crecimiento tendencial ahora es de 2,5%"

En diálogo con El Economista, Marina Dal Poggetto, directora del Estudio Bein, señala cuáles serán las principales tendencias de la economía argentina durante 2013.

¿Cómo cierra el año en términos de crecimiento y qué esperan para 2013?

Este año la economía va a crecer cerca de 1,5% y en 2013 cerca de 5%. Pero, hilando más fino, vemos que el ritmo de crecimiento tendencial no cambia mucho. El 1,5% de este año se debe a los impactos negativos de la cosecha y del sector automotor, producto del frenazo de Brasil. Sin esos efectos, el 1,5% se hubiera transformado en 2,5%. A la inversa, si al 5% del 2013 se le quita el impacto del agro, que pasará de una cosecha de 90 millones de toneladas a una de 108-100, y el efecto del sector automotor, el 5% se transforma en 2,5%. Este 2,5% tendencial es un freno enorme con respecto al 7% al que creció la economía en 2011. El mayor empuje de Brasil y la cosecha explicarán dos puntos del crecimiento en 2013. El consumo, en tanto, crecerá más cerca del 2,5- 3%.

¿Qué creen que pasará con la inflación?

La estamos proyectando en 25% para 2013, un punto arriba a la de este año. Los dos factores que sirvieron de fuertes anclas en 2011, el dólar y las tarifas de servicios públicos, se empezaron a desanclar este año. El efecto inflacionario fue amortiguado por unas paritarias que este año cerraron varios puntos debajo de las de 2011. Para 2013, esperamos una pauta de devaluación de 19%, en línea con la de los últimos dos o tres meses, y un descongelamiento tarifario similar al de este año. Por eso, sin estas dos anclas, las paritarias de 2013 serán vitales para ver qué ocurre con la inflación. Si están alrededor de 24%, como este año, puede haber una inflación de 25%. Si se escapan, por el motivo que sea, la inflación también podría colocarse algunos puntos arriba.

Habrá más oferta de dólares en 2013. ¿Qué impacto tendrá esto?

Por la cosecha habrá unos US$ 8.000 millones de dólares adicionales que, creemos, permitirían financiar una suba de las importaciones de alrededor de 15%. Esto permitirá que la industria crezca alrededor de 4-5%. Creemos que el Gobierno decidió, primero, mantener la balanza comercial en torno a los mismos valores de este año, es decir, unos US$ 12.000 millones y, luego, usará los dólares adicionales para permitir más importaciones.

Proyectan un dólar oficial a $ 5,83 para fines de 2013. ¿Qué pasará con el paralelo?

Creemos que el ritmo de devaluación del paralelo será parecido, es decir, se mantendrá la brecha.

En sus proyecciones también figura un repunte de la inversión de 4%. ¿Qué factores la empujarían?

Tiene que ver con que probablemente haya más obra pública. Este año el cepo afectó a la construcción, que es parte de la inversión. También afectó a la inversión el control de las importaciones. El impacto de esos cambios ya se sintió este año. Si la brecha con el paralelo se mantiene estable, muchos de los pesos que se vuelcan a la economía podrían ir a inversión. También hay créditos productivos muy subsidiados que, combinados con un dólar bajo para importar bienes de capital, podrían estimular la inversión, especialmente para los sectores con demanda protegida. Aun así la tasa de inversión no volverá a los altos niveles previos a este año.

La inflación no bajará este año. Aún así, ¿creen que el Gobierno está tratando de hacer algo al respecto?

El Gobierno está apuntando allí, hasta ahora sin mucho éxito. Las paritarias pasaron de 35% en 2011 a 24% en 2012, y es probable que el Gobierno apunte a que estén cerca del 20% en 2013. Otro dato es que en octubre se cumplieron cuatro meses consecutivos en los que el gasto público se ubicó en línea con la recaudación, lo que implica un cambio con la estrategia del primer semestre y de 2011. La tasa de devaluación se está acelerando y el Gobierno procura reducir el ritmo del atraso cambiario a futuro. La tasa de interés pasó de ser la mitad de la inflación al 80%, y por eso los plazos fijos están creciendo al 50%. La contracara es una expansión monetaria elevada que, sin embargo, será bastante menor que la proyectada a comienzos de año. Hay un intento de poner la economía en un sendero más normal. Hay que ver si la política quiere acelerar el consumo en 2013 o prefiere llegar a 2014 de manera más ordenada.

¿Qué pasará con el consumo?

El salario real creció mucho en 2010 y 2011 y ahora empieza a funcionar como ancla. Por eso creemos que el consumo crecerá entre 2,5% y 3% en 2013. No será lo que lidere el crecimiento. El Gobierno buscará mantener el poder adquisitivo del salario y, al mismo tiempo, usarlo como ancla.

¿Y con el empleo?

El empleo está creciendo poco, pero tampoco se está destruyendo. Creo que la tasa de desempleo se mantendrá cerca de estos niveles, que son bajos.

¿Cuáles serán los sectores más dinámicos en 2013?

Además del agro y el sistema financiero, los más dinámicos serán los que tengan la demanda protegida, pues acceden insumos a dólares oficiales, invertirán más y ganarán market-share porque las importaciones pierden mercado. Los sectores que tienen menos resto, están afectados por la caída de los márgenes unitarios y pierden mercados de exportación, por eso sufrirán más.