Holdouts y 7-D

30 de noviembre, 2012

Holdouts y 7-D

En los últimos días distintos temas han concentrado la atención pública y en muchos de ellos todavía existen cuestiones por resolver. En dos de esos casos –la ley de Medios y el juicio de los fondos buitre– deberá actuarse con mucha prudencia para evitar consecuencias negativas.

La situación planteada a partir del fallo del juez Griesa tuvo un vuelco favorable en los últimos días en la Justicia estadounidense, que debe ser acompañada por un cambio de actitud de las autoridades argentinas (que ya comenzó a esbozarse). Ahora hay tiempo hasta el 27 de febrero de 2013 para presentar una propuesta de pago para responder a la demanda entablada por tendedores bonos que en su momento no ingresaron al canje. Las alternativas son varias, incluyendo la posibilidad de reapertura del canje. Ese paso requiere una modificación de la llamada Ley Cerrojo.

Quienes conocen la estrategia de los fondos buitre entienden que no van a aceptar una propuesta de esas características. Pero, sin lugar a dudas, ese camino colocaría a la Argentina en una situación distinta a la actual. Demostrar voluntad de pago a todos los tenedores sería un mensaje distinto a aquel que sostenía que no se le pagaría “ni un peso” a los fondos buitre y que no ayudó a mejorar la posición argentina frente a la Justicia estadounidense. Son tiempos de moderación en las palabras y los gestos de los funcionarios para llevar adelante una táctica favorable a los intereses del país. La respuesta de los distintos sectores de la oposición fue favorable a una modificación de la estrategia en la medida en que si bien cuestionaron el discurso del Gobierno, consideraron inviable el fallo de Griesa y se mostraron partidarios a una reapertura del canje.

A su vez, el país se encamina al 7-D, convertido en una fecha clave. Todo indica que no habrá ningún pronunciamiento judicial hasta ese día y, por lo tanto, comenzarán los pasos administrativos para poner en marcha aquellos artículos de la ley que aún no están vigentes. Se trata de un tema muy sensible y por lo tanto la aplicación de la ley debe hacerse de la manera menos conflictiva posible y prever los futuros escollo que puedan plantearse. Recientemente la Corte Suprema se expidió solicitándole al juez que tiene a su cargo el tema que se expida. No puede asegurarse el tiempo que se tomará para dictar una sentencia que podría ser apelada. Los funcionarios de la Afsca han señalado que se licitarán aquellos medios que excedan el máximo permitido para cada grupo lo cual requiere una tasación previa.

Pero difícilmente puede establecerse un precio si está abierta una controversia judicial sobre el activo que se pretenda licitar. Por eso es indispensable que haya un pronunciamiento sobre la cuestión de fondo como exige la Corte. También en este caso los funcionarios deberán actuar con moderación en la aplicación de la ley para evitar conflictos mayores en un tema que ha sido muy complejo desde el inicio.

Dejá un comentario