Brasil

¿Cómo crecer de manera estable?

9 de noviembre, 2012

Brasil

El PIB de Brasil creció 7,5% en 2010; 2,7% en 2011; este año crecería entre 1 y 2% y en 2013, espera la mayoría de los pronósticos, rondaría el 4%. En un artículo reciente, el ex ministro de Economía de Chile, Andrés Velasco, se pregunta si el Gigante Sudamericano puede dejar atrás estos ciclos de stop-and-go y crecer de manera estable.

La primera clave es aumentar la inversión. Brasil tiene una tasa de inversión de sólo 19% del PIB y, aún con esa tasa baja, muestra un déficit de cuenta corriente de 2 puntos del PIB. La conclusión para Velasco es obvia: el ahorro interno es escaso. Aumentar el ahorro, según el economista, debe ser tarea del sector público, y no del sector privado. Y por ese camino parece estar transitando la actual presidenta, Dilma Rousseff, quien recientemente superó una larga disputa con los empleados estatales y busca mantener las cuentas públicas en orden.

Con ese mayor margen, el desafío pasa por “canalizar esos ahorros en nuevas inversiones públicas o en estímulos impositivos para la inversión del sector privado”. Estas inversiones deberían tener como objetivo principal reducir los costos de producción (el famoso “costo Brasil”) y, al mismo tiempo, apuntalar a sectores menos competitivos. Si mobile casino bien hay casos de éxito, como el del fabricante de aviones Embraer, la industria brasileña sigue siendo poco competitiva globalmente, dice Velasco.

Otro desafío es lograr mantener el equilibrio cambiario. Según la apreciación de Velasco, Brasil pasó de un sistema de flotación libre a un esquema más rígido, en el cual el dólar se mantiene cerca de los dos reales. Las complicaciones de la economía global han permitido sostener este equilibrio, pero una nueva ola de liquidez global podría apreciar nuevamente la moneda. Por lo tanto, el desafío para el Gigante Sudamericano es estimular la inversión de manera endógena y evitar que el real conspire contra los sectores transables menos competitivos