Las empresas preparan los números

Para Moreno y Kicillof.

14 de septiembre, 2012

Las empresas preparan los números

El lunes 1 de octubre el viceministro de Economía, Axel Kicillof, tendrá en su escritorio datos sobre el sector energético provistos directamente por las empresas. Varios ejecutivos de firmas eléctricas y petroleras consultados por El Economista aseguraron que la semana próxima terminarán de recopilar y enviar la información pedida por el Gobierno.

La primera solicitud de datos provino de Guillermo Moreno. El secretario de Comercio envió un mail unas semanas atrás pidiendo que las compañías informen sus planes de inversión, el capital invertido, la producción de los últimos ejercicios y la rentabilidad. Moreno es el número dos de la Comisión de Planificación y Coordinación Estratégica del Plan Nacional de Inversiones Hidrocarburíferas. Kicillof es el número uno.

El organismo establecerá “los criterios que deberán respetar los planes anuales de inversión (de las empresas) a los fines de garantizar la conveniente conservación de las reservas”. El segundo pedido de información fue a las empresas eléctricas. El equipo de Kicillof tramitó la solicitud de características similares a las del sector hidrocarburífero. Hay empresas abocadas a completar ambos pedidos porque son productoras de hidrocarburos y de electricidad. Los empresarios explican que las últimas semanas trabajaron para Kicillof.

Su opinión sobre el pedido genera dos reflexiones. Por un lado, reconocen que la solicitud tiene más lógica que otras realizadas por el Ministerio de Planificación. Explican que el viceministro lleva a cabo un trabajo más coordinado que en años anteriores. Kicillof integra el directorio de YPF. Y varios de los economistas designados en el Ministerio de Economía forman parte de los directorios de empresas energéticas. “Saben lo que piden. Los requerimientos son puntuales”. Las empresas creen que Kicillof tendrá información suficiente para comprender el desempeño del sector energético en los últimos años. Y prevén que el Ministerio de Economía terminará, tarde o temprano, anunciando un sistema de precios máximos (tanto en electricidad como en hidrocarburos). Kicillof cree en la intervención del Estado en el directorio de las empresas. Y en la regulación de la tasa de ganancia.

Las empresas analizan los alcances de posibles cambios. “Avanzamos a un sistema que consumirá todo lo que se produce y se eliminarán los excedentes de producción, o sea, no habrá saldos para exportar”, sostiene el economista de una petrolera importante. “El sistema que tiene en mente Kicillof podría funcionar y conseguir resultados rápidamente”, reconoce un ingeniero de otra firma hidrocarburífera. “Pero las tasas de crecimiento de la inversión y de la producción serán bajas”.

YPF

La apuesta del Gobierno es aumentar la producción de petróleo en los próximos años y revertir el déficit comercial del sector. Para ello el desempeño de YPF será clave. Los planes de Miguel Gallucio, presidente de la compañía, dejan entrever un sinceramiento de las tarifas. Habrá que ver si finalmente se eliminan las distorsiones acumuladas en los últimos años. El kirchnerismo, hasta el momento, evitó dar ese paso.