El freno del sector automotor

La demanda interna resiste, pero la externa flaquea.

3 de agosto, 2012

El freno del sector automotor

El sector automotor ha sido uno de los más golpeados en el primer semestre del año. En mayo de este año, se estaba usando el 64,3% de la capacidad instalada del sector, 17 puntos porcentuales menores al del mismo mes del año pasado. Es, después del sector alimenticio, la segunda rama de mayor importancia dentro de la industria argentina.

En junio, según datos de Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA), se produjeron 60.207 unidades, lo que marca una reducción de 25% con respecto al mismo mes del año pasado.  En el primer semestre en su conjunto, se produjeron 339.022 unidades, lo que marca una caída de 14% interanual. Desde el 2003, y exceptuando 2009, 2012 es el primer año en que la producción de automóviles se contrae anualmente, al menos en lo que va del año. Y cuando creció, vale recordar, lo hizo a tasas muy altas.  En 2010, por ejemplo, la producción subió 56% en el primer semestre aunque, en ese caso, venían de una 2009 muy malo.

Una parte mayoritaria de la caída en la producción se explica por la menor demanda de vehículos argentinos, que se desplomó 28% en el primer semestre. El 53% de los autos producidos en el país terminan recorriendo calles de otros países. Gran parte de esa caída es de Brasil que, en 2011, recibió 81% de los automóviles que exportó la Argentina.

Un estudio del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) muestra que las exportaciones de vehículos nacionales han caído a los principales mercado de exportación en este primer semestre: a Brasil, 30,6%; a México, 43%; a Uruguay, 58%; a Europa, 20,8%; a Venezuela, 76,9% y a Chile, 19,4%.  Han aumentando, en cambio, los envíos a Perú (378,7%); Asia (25,3%) y Colombia (92,1%), entre otros destinos.

Demanda interna

La demanda interna ha evitado que la caída en la producción sea aún mayor. De hecho, las ventas en el mercado argentino de unidades nacionales llegaron a 156.466, un ascenso de interanual de 11%. Si se amplía el universo, y se incluye tanto a los vehículos nacionales como a los importados, la suba interanual es menor. Las cifras de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA) encuentra una suba de 5,1%. No son las subas de 2010 (20,3%) o 2011 (30,6%), pero tampoco es la caída de 18,2% observada en 2009.  Si bien siguen en terreno positivo, los patentamientos están cayendo sin pausa desde octubre de 2011.