Comienza a operar el “efecto Brasil”

Mejoran las perspectivas para la industria automotriz argentina.

24 de agosto, 2012

Comienza a operar el “efecto Brasil”

“Comienzan a venderse más vehículos argentinos en Brasil y ya anticipan la recuperación de las exportaciones al país vecino”, sostiene un trabajo de la consultora abeceb. Los modelos de producción exclusiva a nivel regional por parte de la Argentina han estado incrementando sus ventas en Brasil durante el período mayo-julio, tanto si se lo compara con los niveles de febrero-abril, como en relación a los mismos tres meses del año pasado. En los modelos con plataformas compartidas entre los dos países, la recuperación de las ventas incluso ha sido superior.

“Por lo tanto, puede preverse que las exportaciones a Brasil crecerán en los próximos meses para recomponer los stocks de estos modelos en el mercado”, sostiene la consultora dirigida por Dante Sica. Empero, las exportaciones argentinas de autos aún siguen sin reaccionar a la mejora en el mercado automotor brasileño. El moderado optimismo se basa en la caída de stocks que se empieza a ver en Brasil y las mayores ventas de vehículos argentinos, lo que llevaría a que el ritmo mensual de los envíos podría emprender el camino de la normalización durante los próximos meses.

“El ‘efecto Brasil’ finalmente llegaría”, dice abeceb. Los stocks en las concesionarias de Brasil se encuentran por debajo de nivel mínimo de 2011, con lo cual un nuevo incremento en los patentamientos para agosto impulsaría de forma más intensa la producción y las importaciones de Brasil, favoreciendo a la industria argentina. Para los meses siguientes, será un aspecto clave la eventual prórroga de la medida de reducción del IPI. Se pronostica que el Gobierno brasileño extenderá el incentivo para evitar los riesgos de un nuevo enfriamiento de la economía, pese a que existirá hermetismo oficial hasta último momento.

Asimismo, dado las nuevas regulaciones para los vehículos extrazona, “los que compiten directamente con la Argentina (principalmente coreanos y mexicanos) se ven limitados en precios (IPI) o cantidades (cupos) para acceder a ese mercado. Ello brinda una oportunidad a la Argentina para recuperar su porción de mercado en Brasil y aumentar sus exportaciones hacia ese destino”. Según el Indec, las exportaciones a Brasil cayeron 6% en julio mientras que el principal rubro exportado (“material de transporte terrestre”) registró un descenso de 2%.