La región y los shocks

América Latina y el escenario global.

26 de junio, 2012

La región y los shocks

“Dados los riesgos que se ciernen sobre la economía mundial cabe preguntarse hasta qué punto los países de la región deberían preocuparse ante la posible llegada de nuevas oleadas de estrés originadas en el sistema financiero internacional”, se preguntan los economistas del FMI Gustavo Adler y Camilo Tovar. Los economistas estudian el impacto de los shocks financieros y concluyen que el impacto de los shocks sobre el producto interno de las economías emergentes depende del grado deintegración financiera del país con el resto del mundo y de la solidez de sus fundamentos económicos.

A mayor integración, mayor impacto y a mejores fundametos, más capacidad de resistencia. Al analizar a la región en estos aspectos, la conclusión es ambivalente: por una lado, las economías están más integradas que antes pero, al mismo tiempo, gozan de mejores pilares macro. Pero la integración, per se, no es mala.

Hay dos aspectos claves: la flexibilidad del tipo de cambio y la posición externa (deuda y/o saldo de la cuenta corriente). Los economistas concluyen que el impacto sobre los países con mucha integración financiera puede ser amortiguado por un tipo de cambio flexible y una posición externa holgada, incluso de mejor manera que aquellos que no están integrados. Teniendo esto en cuenta, “pese a la creciente integración financiera, los costos asociados a los shocks financieros mundiales sobre el producto de América Latina han disminuido en los quince últimos años”, concluyen los economistas, aunque la situación no es igual en cada país.

(De la edición impresa)