Balances empresarios del 1º trimestre

Consumo e inflación.

6 de junio, 2012

Balances empresarios del 1º trimestre

Finalmente, 75 de las 81 empresas que cotizan en la Bolsa de Buenos Aires ya entregaron sus balances trimestrales con cierre al 31 de marzo último y, según los estados contables presentados, puede decirse de manera contundente que, al menos en cuanto a ganancias reconocidas, las utilidades de las firmas argentinas se siguen expandiendo. Pero, a contramano de lo que ocurría en las últimas temporadas, el aumento de las ganancias no se sostiene en base a las ventas que se hacen a otros mercados, sino que está motorizado por la velocidad del consumo interno y por el espejismo numeral que deriva de la alta inflación que sufre la Argentina.

Por distintas razones, hubo seis compañías que no presentaron sus estados contables: Aeropuertos Argentina 2000, Hulytego, Rosenbusch, Metrogás, Papel Prensa e YPF (solicitaron prórrogas por 60 días), pero las 75 compañías que sí cumplieron se alzaron en eneromarzo de este año con una utilidad total de 8.521 millones de pesos, 44% más que los 5.919 millones obtenidos el primer trimestre de 2011. Este dato, por supuesto, es puramente nominal, ya que en términos reales debe ser deflactado: los privados estiman que la inflación anual del período estuvo en torno del 25% anual, en tanto que el INDEC está reconociendo una variación inferior al 10%. Si los privados dijeran la verdad, el aumento real de las utilidades sería del 15% anual y si la realidad fuera tal como la pinta el Gobierno, las utilidades se habrían expandido nada menos que 31% real. El lector de esta nota puede elegir el número que más le guste.

Pero, insistimos, debido a que los precios internacionales de las materias primas no tuvieron últimamente un gran desarrollo (eneromarzo de este año contra igual período de 2011 el petróleo subió 4%, pero los granos bajaron 10% y los metales perdieron 13%), los analistas estiman que buena parte del impulso de las ganancias estuvo atado al alto poder del consumo interno dado por los aumentos salariales de los que cobran en blanco y a una inflación que se ha mostrado mes a mes con mayor aceleración.

De hecho, expertos contables destacaron que la presente mejora en las utilidades esté atada a la productividad: “Las mejoras conseguidas no obedecen a resultados netamente operativos sino a suba de precios internos medidos en dólares, por lo que la utilidad ya no responde a resultado internacional, sino local, y con la presente crisis cambiaria (posterior al cierre del primer trimestre), habrá que remarla mucho para que los estados contables futuros puedan expandirse de la manera en que lo hicieron en los últimos tiempos”. El retraso en la presentación del balance de YPF debilita la consistencia de las estadísticas totales: en enero-marzo del año pasado la petrolera ganó 1.774 millones, el 30% de las ganancias generales.

De ese modo, las comparaciones son un poco relativas hasta que esa empresa regularice su presentación, en cinco semanas. Pero, por lo que se vio hasta ahora, estimando para YPF una ganancia similar a la de hace un año, las compañías dedicadas al negocio petróleo y gas seguirán siendo el sector con mayores utilidades, seguido nuevamente por los bancos y con una novedad en el tercer escalón del podio: esta vez la industria supera en ganancias a las telecomunicaciones, a los alimentos y a la “siderurgia, algo que no se veía desde hace mucho tiempo.

Estimando los números de YPF, Petróleo y Gas se seguirá quedando con el 30% de las utilidades de los negocios argentinos, seguido por el 22% para los bancos, otro tanto para la industria y algo menos del 20% para las telecomunicaciones. En tanto que muy atrás, largamente por debajo del 10% quedan sectores como alimentos, siderurgia, comercio y petroquímica, y directamente con estado de quebranto están las empresas dedicadas a los negocios vinculados con la electricidad.

Tomando en cuenta números promedio, hasta antes de la crisis de 2008 cada una de las compañías que cotiza en la Bolsa de Buenos Aries venía ganando en el primer trimestre de cada año unos 54 millones de pesos. Ese resultado se derrumbó hasta 24 millones en enero- marzo de 2009, luego subió a 52 millones en el primer trimestre de 2010, 79 millones en enero marzo de 2011 y acaba de redondear nada menos que 114 millones en enero-marzo de este año. Por supuesto, esos son números promedio, porque como dijimos hay empresas como YPF que arañaría los 1.800 millones de ganancia por trimestre o firmas como Dycasa cuyo rendimiento no llega al millón de pesos.

Entonces, siempre hablando en números promedio para poder comprender la tendencia, las 75 principales empresas habían terminado el último trimestre de 2011 con una utilidad promedio de 77 millones por empresa, por lo que los resultados de enero-marzo último fueron 40% más altos que los logrados en octubre-diciembre del año pasado. Todo esto medido en pesos, ya que en enero marzo del año pasado el dólar había cotizado a 4,04 pesos y en enero marzo de este año el valor oficial del billete pasó a 4,36, pero con el paralelo bastante más despegado del precio de las casas de cambio. Por lo que, todos estos números deben ser desactivados considerando dos variables importantes: la consistente inflación que viene registrando la Argentina y la suba escalonada y permanente que está determinando el Gobierno para el precio del dólar (8% anual en el valor oficial y 19% en el paralelo).

Considerando que el billete verde cotizó a 4,04 pesos promedio en el primer trimestre de 2011, a 4,36 pesos en enero-marzo de este año, debe remarcarse que las utilidades promedio obtenidas, medidas en dólares, fueron de 19 millones de dólares por compañía en eneromarzo del año pasado, 26 millones en enero-marzo último. De ese modo, medida en dólares, la mejora en las utilidades lograda por las empresas argentinas fue del 36,8% comparando el primer trimestre de este año contra igual lapso del año pasado.

Separando entre números negros y números rojos, en enero-marzo de 2011, sobre 75 balances presentados hubo 55 con ganancias y 20 con pérdidas, mientras que en los primeros tres meses de este año hubo 51 firmas con ganancias y 24 con pérdidas. Y, como otro dato importante a tener en cuenta, también debe decirse que en el primer trimestre del año pasado el 73% de los balances presentados había dado ganancia, en tanto que ese número se achicó a un llamativo 68% en enero-marzo de este año, lo cual indica que las utilidades ahora bendicen a menos empresas. Yendo de mayor a menor, las 10 empresas que más dinero ganaron en enero-marzo último fueron Tenaris, Petrobras Energía, Sancor, Telecom Argentina, Telecom Personal, Telefónica Holding, Santander Río, Siderar, Macro y Grupo Financiero Galicia. Esas 10 compañías se quedaron con 7.350 millones de los 8.520 millones obtenidos por todo el conjunto, o sea con el 86% de las ganancias, contra el 75% de las utilidades totales reunido en enero-marzo de 2011 por las diez firmas con más utilidades.

Esto indica que en la apertura de este año la renta estuvo un poco peor distribuida. En contraposición, las diez empresas que más dinero perdieron fueron Edesur, Endesa Costanera, Edenor, Transportadora Gas Norte, Hidroeléctrica Piedra del Aguila, Pampa Energía, Edelap, Quickfood, Molinos Río de la Plata y Sociedad Comercial del Plata. Sorprendió el retroceso de las alimentarias, pero se esperaba el agujero en las eléctricas, producto de la política implementada desde el Gobierno para el sector. Como puede verse, muchas de las perdedoras forman parte de los servicios de electricidad y gas, que tienen tarifas frenadas para aplacar el proceso inflacionario.

Entre todo el espectro se destacan las diez empresas que más mejoraron su ganancia: Sancor, Bodegas Esmeralda, Telefónica Holding, Grupo Concesionario del Oeste, Compañía de Inversiones de Energía, Rombo Compañía Financiera, Carlos Casado, Petrobras Energía, banco HSBC y Caputo. Y en la zona más oscura de todos los resultados están las firmas que más aumentaron sus pérdidas: Transportadora Gas Norte, Editorial Perfil, Distribuidora Gas Cuyana, Edesur, Edenor, Agrometal, Metrovías, Edelap, Camuzzi Gas Pampeano y Gas Natural Fenosa. Por otra parte, como para tener en cuenta, hay tres empresas que siguieron perdiendo plata, pero lograron achicar sus rojos: Petrolera del Conosur, Colorín y Sociedad Comercial del Plata. Y en lo más sobresaliente de todo el espectro, hay seis compañías que dejaron de perder y empezaron a ganar: Mirgor, Consultatio, Cerámica San Lorenzo, Autopista del Sol, Socotherm Americas y Polledo.

Y en lo peor de todos los balances figuran diez empresas que venían ganando dinero y ahora empezaron a perderlo: Endesa Costanera, Hidroeléctrica Piedra del Aguila, Pampa Energía, Quickfood, Molinos Río de la Plata, Transener, Dycasa, Central Puerto, Aluar y Electromac. A partir de todos estos datos, debe buscarse la variación de precio que tuvieron las empresas en los últimos seis y doce meses, y allí surge la canasta de recomendación para invertir.

(De la edición impresa)