Las cadenas de valor

16 de mayo, 2012

Las cadenas de valor

El Banco Provincia organizó el Seminario Cadenas de Valor. El gerente de estudios económicos del Banco Provincia, Rafael Brigo, expuso la matriz de análisis para la apreciación de las cadenas de valor. Definió las cadenas de valor instaladas en la provincia de Buenos Aires en el sector agropecuario, industrial y de servicios, demostrando su importancia en la generación del empleo y la complejidad de los distintos procesos.

Roberto Bisang, profesor de la Universidad de Buenos Aires, destacó que el análisis de las cadenas de valor propuesto por el Banco Provincia es muy útil para repensar la problemática. Apuntó que la matriz presentada por Brigo favorece la generación de políticas públicas en la cadena de valor.

Por su parte, Bernardo Kosacoff, profesor de UTDT, dijo que “la cadena de valor rompe la separación entre empresas grandes y pymes. Sin ambas no hay posibilidades de crecimiento”. Según el economista fue la expansión del mercado lo que permitió la recuperación del país. El desafío es desarrollar y fortalecer las cadenas de valor. “Sin tejido pyme no hay país que pueda avanzar en el proceso de industrialización”.

Por su parte, Andrés López (UBA), dijo que “las cadenas de valor están vinculadas a sistemas de innovación y conocimiento y hay que avanzar en espacios de mayor articulación en cuanto a transporte y logística”. Y agregó que “coordinar las cadenas de valor desde políticas como orientar el crédito favorece la cooperación empresaria y la sustitución de importaciones”. También habló Horacio Cepeda, secretario de Planeamiento Industrial del Ministerio de Industria.

“El ciclo de desarrollo industrial en el período 2003-2011 es el más grande de la historia de la Argentina”, señaló. Dijo que la implementación del Plan Estratégico Industrial 2020 aparece como decisión de la Presidenta con el objetivo de afianzar el crecimiento del país. “La Argentina es el único país de América Latina que no ha reprimarizado su producción. Al contrario, la exportación primaria cayó del 39% al 34% durante el último año. Nunca se había invertido tanto en la historia, estamos en 24 puntos del PIB de los cuales 11,8 van destinados a maquinaria y equipos, un nivel que no se alcanzaba desde la segunda posguerra”.

(De la edición impresa)

Dejá un comentario