“Lo bueno es que China seguirá demandando soja”

9 de enero, 2012

“Lo bueno es que China seguirá demandando soja”

¿Qué dejó la cosecha del año pasado para la economía?

En 2011 la Argentina produjo 103 millones de toneladas de granos y exportó el 75% del total. Eso generó un ingreso de divisas de U$S 32.000 millones.

¿Qué puede pasar en 2012?

Creo que el campo aportará a la economía una cifra similar. Pero hay quienes dicen que será menor porque los precios no se mantendrán. Incluso, aún cuando se espera una producción mayor. Todavía está por verse todo eso. Existen dos hipótesis sobre lo que podrá suceder este año que viene con la cosecha. Una es que la producción sea de 102 millones de toneladas y la otra de 106 millones. Desde cualquiera de las dos alternativas es cierto que los economistas prevén que los precios de los granos caerán. Pero eso puede cambiar. Ahora los precios empezaron a subir y lo que calculaban dos semanas atrás hoy puede estar desactualizado.

¿Por qué piensa usted que los precios no caerán?

Básicamente pienso en la soja. Y si uno observa la producción de soja de Estados Unidos, enseguida nota que cuando ese país produce menos toneladas automáticamente baja la exportación. ¿Qué quiero decir? Que Estados Unidos pasó de exportar 19 millones de toneladas a 13 millones en la última campaña. Y que la economía más grande del mundo acusa una baja significativa en la cantidad de toneladas de soja que está en condiciones de aportar a la oferta global.

¿Pero por qué el precio de la soja no caerá?

China comprará 8 millones de toneladas de soja más en 2012. Por un lado, sabemos que Estados Unidos no podrá abastecer esa demanda mayor. Las exportaciones estadounidenses de soja a China pasaron de 13,5 millones de toneladas a 9,5 en el último año. O sea, Estados Unidos le vendió 4 millones menos de soja a los chinos de una campaña a la otra. Por el otro, según un informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, se espera que el consumo chino de soja aumente en 4 millones de toneladas pasando de 52,5 a 56,5 millones. Si tenemos en cuenta que la demanda china se mantendrá firme y la oferta sudamericana luce golpeada, los precios de la soja no solamente se sostendrán sino que hasta subirán.

¿Qué otro dato habrá que seguir de cerca en 2012?

Otro dato importante es lo que ocurra con el precio del maíz. A los estadounidenses les fue mal en la última campaña y necesitan una oferta importante de maíz por el tema de los biocombustibles, entre otras cosas. En los últimos días aparecieron pronósticos sombríos sobre la cosecha por culpa de la falta de lluvias.

¿Qué impacto puede tener esto sobre las cuentas públicas?

Por ahora las advertencias lucen exageradas. No podemos decir que haya riesgo de que la campaña sea como la de 2009. Es cierto que el maíz en algunas zonas no prendió. Las reservas de humedad de los suelos son más altas este año que el anterior.

¿Pero la situación puede volverse grave?

Si la situación de hoy es la misma dentro de 15 días entonces el cuadro será dramático. Pero no todo está perdido. El año pasado también arrancó con sequía y a las pocas semanas llovió. Este año los pronósticos de cosecha fueron actualizándose mes a mes, siempre para arriba. Yo no estoy convencido de que la situación sea tan mala como algunos la quieren pintar.

(De la edición impresa)