Iniciativa de la CNV

5 de diciembre, 2011

Iniciativa de la CNV
Mediante la resolución Nº 596, la Comisión Nacional de Valores (CNV) creó el “régimen especial para la constitución de fondos comunes de inversión cerrados para proyectos de innovación tecnológica”.  El objetivo es promover y crear herramientas que faciliten financiar este tipo de iniciativas. El presidente de la CNV, Alejandro Vanoli, afirmó que este proyecto, coordinado con los Ministerios de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y de Economía y Finanzas Públicas, “crea una nueva herramienta para financiar el desarrollo de proyectos científicos y tecnológicos, en línea con una política de Estado establecida desde 2003”. Añadió que “impulsa el financiamiento de los sectores productivos del país lo que implica un importante aporte al desarrollo económico con inclusión social”.

 

La Comisión Nacional de Valores tiene como antecedentes los regímenes especiales para Fondos Comunes de Inversión destinados a la financiación de PYMES y los de Inversión para proyectos productivos de Economías Regionales e Infraestructura. La medida busca favorecer el financiamiento de las últimas etapas de los proyectos de innovación tecnológica, definidos en el marco de la ley Nº 23.877 de Promoción y Fomento de la Innovación Tecnológica.

La resolución establece que los fondos comunes de inversión cerrados que adopten el presente régimen especial deberán contar con un plan de inversión concreto y ajustado con el objetivo del fondo y deberá incorporarse dentro del prospecto de emisión información adicional relacionada con la naturaleza y características del proyecto a financiarse.

Asimismo, fija limitaciones especiales, de acuerdo con lo exigido para un FCI especializado: la adquisición de las cuotapartes quedará reservada a los inversores calificados; se establece que como mínimo el 75% del patrimonio deberá invertirse en proyectos de innovación tecnológica que se encuentren en las etapas de producción y comercialización de los productos o procesos desarrollados; como mínimo el 25% del patrimonio deberá invertirse en proyectos de innovación tecnológica que sean o hayan sido beneficiarios de programas de estímulo otorgados por Organismos de ciencia y tecnología de carácter público, entre otras.

Dejá un comentario