La inversión desde las M&A

23 de octubre, 2011

La inversión desde las M&A

(Artículo de Fausto Sportono, director y economista de OJF & Asociados)

Una de las maneras de analizar las inversiones en la Argentina son las operaciones de fusiones y adquisiciones que se están realizando. Si bien este es un rubro al que no se le presta demasiada atención, lo cierto es que brinda mucha información sobre la marcha de los negocios y las inversiones en el país. Las fusiones y adquisiciones o M&A como se lo suele llamar por sus siglas en inglés, son operaciones en las que una empresa compra a otra, adquiere una línea de negocios de otra compañía o cuando dos empresas de tamaño similar se unen para crear una tercera empresa más grande.

Los datos sobre estas operaciones, naturalmente, indican en qué sectores se están realizando la mayor cantidad de operaciones y cuáles parecen ser los sectores más atractivos para realizar negocios. También son indicadores del ambiente de negocios. Durante los primeros nueve meses del 2011 se realizaron 97 operaciones de fusiones y adquisiciones en la Argentina. Esto resultó en un avance respecto del 2009 y 2010 que presentaron 75 y 71 operaciones, respectivamente, durante los primeros nueve meses del año.

Sobre este punto hay que tener en cuenta, algunas particularidades en este negocio. Estas operaciones suelen ser complejas, con largas negociaciones, entrevistas, revisiones de números, due dilligence y en general requieren de un serio análisis de las empresas involucradas. Por ello la mayor parte de estas operaciones se realizan a través de consultoras especializadas en M&A como OJF & Asociados y algunos bancos que también se dedican a ello. Naturalmente, todos estos procesos llevan un tiempo considerable y en general son confidenciales.

Por lo tanto, cuando finalmente se da a conocer la operación pueden haber pasado entre seis meses y un año (o más) desde que se inició el proceso. Por esta razón, es probable que las operaciones que se dieron a conocer a comienzos del 2010, por ejemplo, correspondan a operaciones desarrolladas durante el 2009. De la misma manera, es posible que ope raciones que se hicieron durante 2009, en realidad hayan sido realizadas durante el 2008. Esto explicaría por qué durante el 2009 y el 2010 el número de operaciones se mantuvo relativamente estable a pesar de que en materia de actividad económica el 2009 fue un año peor que el 2010. De la misma manera, las operaciones que se observaron durante el 2011 pueden haber comenzado en 2010. De hecho, nuestra experiencia fue que tras la caída de Lehman Brothers se redujeron notablemente las consultas en materia de adquisiciones. Las operaciones que se cerraron durante el 2009 fueron mayormente producto de consultas y trabajos comenzados en el 2008. Recién a partir del segundo trimestre de 2010 reapareció el interés en este tipo de operaciones. Por eso al hablar de operaciones cerradas durante el 2011 tal vez estemos viendo la recuperación que comenzó a mostrar la actividad en 2010.

Durante los primeros nueve meses de 2011, la mayor cantidad de operaciones se dieron en el sector de alimentos y bebidas. Entre las operaciones más importantes se destacaron las de Fargo, comprada por Bimbo y la venta de la planta arrocera de Molinos a la Asociación Arrocera de la Costa. Al tiempo que Molinos Río de la Plata compró Lucirá Italia Company de productos orgánicos, La Salamandra fue comprada por Cristóbal López y Bodegas Orfila, por parte de Cepas Argentinas.

En segundo lugar, el sector de gas y petróleo, mostró las operaciones de mayor envergadura, como las ventas de paquetes accionarios de YPF, y en tercer lugar se encuentra tanto el sector financiero como el de IT. En términos del tamaño de las operaciones, fue sin duda en el sector de gas y petróleo en el que se concentró el mayor tamaño de las operaciones. En los primeros 9 meses del año se observaron operaciones por U$S 4.100 millones en este sector.

En el sector de retail hubo pocas operaciones aunque de cierta importancia como la venta de Eki a Lurelawo o la venta de los Free Shops a la chilena Dufry. En tercer lugar, los servicios financieros mostraron operaciones por U$S 829 millones, seguido por la industria manufacturera (U$S 775 millones) y finalmente la minería en donde hubo operaciones por U$S 622 millones. Excluyendo el sector de gas y petróleo, que tiene ciertas particularidades, el resto de las operaciones parecen ser un buen indicador de por dónde avanzan los negocios en la Argentina.

Si se observa un indicador de actividad económica como el IGA-OJF, se puede ver una fuerte relación entre los sectores de mayor crecimiento y aquellos en los que se observa mayor movimiento de M&A (ya sea por monto o cantidad de operaciones). En el IGA-OJF publicado esta semana se puede ver que la Intermediación Financiera fue el sector de mayor crecimiento en los primeros nueve meses del año con una expansión de 17,7%, seguido por Comercio (8,2%) y luego Industria, que creció 6,1%, al igual que Electricidad, Gas y Agua. Estos datos indican que tanto el sector financiero como el de retail, el de alimentos y bebidas (así como otros de la industria manufacturera) son los que parecen estar desarrollando negocios con mayor intensidad. El sector de petróleo y gas, si bien muestra una fuerte actividad en M&A, todavía no parece estar creciendo demasiado, probablemente por las dificultades que generan las regulaciones en el sector.

Lo cierto es que la suba de los precios de las commodities y el crecimiento del consumo y del crédito de corto plazo no sólo ha estado movilizando la actividad económica sino que también han empujado los negocios en general y al parecer es a donde se apuntan los cañones pensando en el futuro. En efecto, los datos de fusiones y adquisiciones reflejan los sectores en los que el empresario ve más potencial a futuro y tal vez en este esquema se entienda un poco más la fuerte apuesta en petróleo y gas, si es que se comienzan a resolver los problemas de tarifas.

(De la edición impresa)