Por qué el dólar a nivel mundial podría llegar a subir

7 de septiembre, 2011

Por qué el dólar a nivel mundial podría llegar a subir

La economía argentina fue fuertemente favorecida en los últimos años por un dólar debilitado a nivel mundial. El Gobierno administró el valor del tipo de cambio en un nivel más o menos fijo
desde 2003 a la fecha. Eso sí, tuvo una gran ayuda. El aumento de la tasa de inflación –que corroe la rentabilidad de los empresarios– fue compensado por el debilitamiento del dólar en el mundo.

La mayoría de los expertos cree que la divisa seguirá con la misma tendencia en los próximos años. Washington ponderó muchas veces la importancia de una moneda fuerte pero en la práctica –y desde hace muchos años– el gobierno de Estados Unidos actuó en forma contraria a su discurso. El crecimiento del gasto público y la política de tasas bajas terminaron por provocar una caída del precio de la moneda estadounidense.

Un dólar más fuerte

Los economistas coinciden en que Estados Unidos deberá mantener una política de tasas de interés bajas en los próximos años si quiere que la carga fiscal de la deuda no ahogue aún más el crecimiento de su economía. Sin embargo, hay quienes opinan que no es del todo claro que el dólar continúe debilitado en los próximos meses. Como producto de las turbulencias, los inversores podrían refugiarse en la divisa estadounidense como respaldo en un momento de incertidumbre global.

En definitiva así sucedió tras la caída de Lehman –entonces los precios de las commodities, incluyendo el oro, cayeron mientras que el dólar se apreció–. “No es claro que el dólar se vaya a depreciar. Japón durante la década del noventa lo hizo y Estados Unidos podría hacerlo también ya que en defintiva la moneda es un activo”, dijo en la semana Eduardo Levy Yeyati, economista de CIPPEC.

El dólar hoy continúa aventajando al euro y al yuan, dos monedas referentes a nivel global. “En épocas de crisis los valores de las monedas pueden cambiar abruptamente y eso sucedió en 2008 cuando el dólar subió tras la caída de Lehman”.

Tasas bajas

Si el dólar se encarece a nivel global el precio de las commodities caerá – la relación entre ambos es inversa–. El ex presidente del Banco Central, Mario Blejer, piensa que ocurrirá todo lo contrario. “El nivel de endeudamiento de Estados Unidos frena la recuperación. Su economía tiene necesidades de financiamiento equivalentes a 28 puntos del producto”. Según el economista, la estrategia de Estados Unidos debería seguir siendo por una política de tasas de interés bajas. Y además propone utilizar otra herramienta: la inflación. “Necesitarían una tasa de inflación del 5% para licuar parte de su deuda”.

Blejer no tiene una visión tan apocalíptica del futuro de la economía global. “Pánico no hay, es una exageración decir que hay pánico. Los argentinos sabemos bien qué es el pánico: gente haciendo fila en la puerta de los bancos”. Según el economista hay un cuadro de incertidumbre que se traduce en una volatilidad severa de la economía global. “Hay tres causas que provocan la incertidumbre: el riesgo de que el mundo entre en una nueva recesión, la crisis de la deuda en Europa y la desaceleración de los países emergentes”.

Los pronósticos de los bancos y de los organismos internacionales sólo anticipan un crecimiento menor de las economías más ricas –en septiembre el FMI publicará su informe Perspectivas Económicas Globales 2012–. En febrero el banco Barclays calculaba que la economía global crecería 4,3% y hoy estima que lo haría al 3,7%. Lo llamativo es que el banco cree que los
emergentes seguirán creciendo al mismo ritmo (hoy esperan 6,5%, igual que en febrero). En cambio, los países avanzados pasaron de 2,6% a 1,5%.

(De la edición impresa)

Dejá un comentario